domingo, 28 de junio de 2009

Preocupación

A horas de haber ejercido mi deber de ciudadana en un país democrático, la votación, me apena mucho haberme enterado del secuestro del presidente Zelaya de Honduras. La libertad de los pueblos latinoamericanos, una vez más, es violada. Más allá de todo pensamiento político y de toda tendencia partidaria, aparece una vez más el fantasma que tanto nos atemorizó décadas atrás, no muy lejanas, pero que creíamos casi abolido. Evidentemente, el ansia de poder puede más que la dignidad de quienes sostienen día a día una patria con trabajo y esfuerzo.

Siento tristeza. Y preocupación.

5 comentarios:

Tavo dijo...

Es muy triste ver como el poder ataca a los mas dediles...

Adolfo Payés dijo...

Cuanto lo siento por comentar tarde. la verdad que tuve que formatear el ordenador y me atrase en muchos blogs por comentar y bueno.. lo siento.. siempre me gusta comentar y sobre todo leerte..
Perdón por mi tardanza y descuido..

Gracias
te aprecio mucho


Saludos fraternos con mucho cariño
un abrazo muy grande

besos

Agostina dijo...

Tristeza y preocupación, se han transformado en sentimientos cotidianos.

Juan Escribano Valero dijo...

Hola María Jesus: Me alegro recibir noticias tuyas, noticias que por otra parte ya tenia a través de tu esposo. María Jesus tu esposo me parece un tipo estupendo te felicito, también por las noticias que tengo hay que felicitar a todos los argentinos por la derrota electoral del gobierno, aqui ya felicite a mi amigo Eliot.
Cuidame a Luchi y dale un beso de mi parte y para ti desde este caluroso Madrid un fuerte abrazo.

Alatriste dijo...

Comparto tus sentimientos. Es triste y a la vez vergonzoso, que todavía pasen este tipo de cosas. Un beso fuerte y cuídate. Intenta no estar preocupada. Hasta pronto.